Aclaración: Top10VPN es editorialmente independiente. Podemos ganar comisiones si compras una VPN a través de enlaces en nuestro sitio.

¿Qué pueden hacer con tu dirección IP?


Simon Migliano es un experto en VPN reconocido a nivel mundial. Ha probado cientos de VPN y sus investigaciones han sido publicadas en la BBC, The New York Times y un largo etcétera. Leer biografía completa

Nuestro veredicto

Tu dirección IP revela tu ISP, ciudad y ubicación aproximada. Estos datos se pueden utilizar para supervisar tu actividad de navegación, restringir tu acceso a determinados sitios web y personalizar los anuncios que muestra tu dispositivo. Si tu dirección IP queda expuesta a un ciberdelincuente, corres el riesgo de sufrir ataques maliciosos, como DoS, «vishing» o «swatting».

Imagen del encabezado de ¿Qué pueden hacer con tu dirección IP?

La dirección IP (Internet Protocol) es un identificador numérico único que se usa para identificar un dispositivo. A cada dispositivo de enrutamiento se le asigna una dirección IP diferente, similar a un número de la seguridad social. Una dirección IPv4 será algo parecido a esto: 192.0.4.235.

Tu proveedor de servicios de Internet (ISP) es quien le asigna la dirección IP pública a tu dispositivo. Permite que el dispositivo envíe y reciba tráfico a través de Internet, y se puede usar para rastrear tu actividad y ubicación. Para saber cuál es tu dirección IP pública, usa nuestro comprobador de IP.

La mayoría de la gente sabe que tu dirección IP puede revelar información sensible, como tu ciudad y tu código postal, pero, ¿qué pueden hacer exactamente con tu dirección IP?

Esta guía explica lo que pueden hacer con tu dirección IP, cómo pueden averiguar tu dirección IP y cómo protegerla. También descubrirás lo que puedes hacer con la dirección IP de otra persona.

RESUMEN RÁPIDO: Qué pueden hacer con tu dirección IP:

  • Saber tu ubicación aproximada: tu dirección IP revela tu país, ISP, ciudad, zona horaria y a veces incluso el código postal del lugar en el que estás.
  • Restringirte el acceso a servicios en línea: el contenido que tengas disponible depende de tu dirección IP y tu ubicación. Los servicios de streaming pueden bloquear tu dirección IP para cumplir con las leyes de derechos de autor.
  • Atacar tu conexión a Internet mediante un ataque DoS (Denial of Service): consiste en enviar grandes cantidades de tráfico a tu dirección IP para bloquear el router. Si recibes un ataque DoS mientras juegas a un videojuego, perderás la conexión y te expulsarán de la partida.
  • Buscar puertos abiertos: esto permite que los hackers sepan si tu dispositivo es vulnerable a los ataques en línea.
  • Usar tu dirección IP para lanzarte un ataque «doxing»: así se revela tu verdadera identidad e información personal, que después se hace pública. Con esta información, te pueden lanzar un ataque «swatting» y enviar a los servicios de emergencia a donde estés.
  • Robar tu información personal mediante un ataque «vishing»: los criminales pueden llamar a tu ISP e intentar hacerse pasar por ti. Si les sale bien la jugada, puede que tu ISP revele información personal sobre ti.
  • Personalizar los anuncios mediante «targeting» de IP: los anunciantes pueden crear perfiles únicos de usuarios y enviar anuncios a los dispositivos asociados a una dirección IP determinada.

CONSEJO PROFESIONAL: Sin una VPN, tu dirección IP está expuesta y tu privacidad en línea corre peligro. Te recomendamos utilizar ExpressVPN para evitarlo. Es un servicio de VPN seguro y equipado con un Kill Switch para garantizar que tu dirección IP no quede al descubierto.

11 cosas que pueden hacer con tu dirección IP

Solo a algunos terceros les es útil tu dirección IP. Tu ISP y las páginas web que visites pueden usarla para rastrear tu actividad de navegación y restringirte el acceso a servicios. Sin embargo, un único individuo puede hacer mucho menos con tu dirección IP.

En la mayoría de casos, no pueden lanzarte un ciberataque únicamente con la dirección IP. Sin embargo, se puede usar, junto con otras técnicas, para descubrir información personal sensible, incluidos tu nombre y dirección.

A continuación encontrarás una lista con las principales actividades que pueden llevar a cabo con tu dirección IP:

1. Rastrear tu actividad de navegación

Tu ISP administra tu conexión a Internet y te asigna una dirección IP, lo que significa que puede ver tu actividad en línea y tu dispositivo.

Cada vez que navegas por Internet, tus datos quedan registrados. Esto incluye lo siguiente:

  • El dispositivo que se usó
  • Tu ubicación geográfica
  • Sitios web visitados
  • La cantidad de tiempo que has pasado en cada página web

Si estás en Estados Unidos, tu ISP tiene derecho a vender tu información a empresas para la difusión de anuncios. Básicamente, están lucrándose con tu información sin compartirlo contigo. Esto también resulta una amenaza para tu privacidad, puesto que terceras partes pueden usar esta información para mostrarte anuncios personalizados.

2. Registrar tus visitas a los sitios web

Cada vez que visitas un sitio web, este podrá ver tu dirección IP. Es algo necesario para que el servidor pueda enviar la información solicitada a tu dispositivo de vuelta.

Los sitios y web y los programas de análisis usan tu dirección IP para rastrear tu actividad en su sitio web. Esto incluye lo siguiente:

  • Las páginas que visitas
  • El tiempo que pasas en cada página
  • El navegador que usas
  • El número de visitantes que regresan
  • Tu ubicación geográfica

Cuando visitas un sitio web, es posible que también te pidan que aceptes las cookies. Se trata de un pequeño archivo de datos que se usa para identificar y rastrear tu dispositivo con el fin de crear una experiencia más personalizada al navegar por la web.

Google usa cookies para la publicidad

La página web de Google explica como utilizan cookies para renderizar y personalizar anuncios.

Si aceptas las cookies del sitio web, algunos datos quedarán guardados en el navegador, como tu nombre de usuario y contraseña.

3. Conocer tu proveedor de servicios de Internet y ubicación aproximada

Tu dirección IP revela información sobre tu ubicación aproximada. Expone la ciudad, el código postal, la zona horaria del router al que estás conectado y el ISP que utilizas.

Herramienta de IP que revela tu localización

Tu dirección IP revela tu localización aproximada.

Si se utiliza junto con otros datos de identificación, alguien puede utilizar tu dirección IP para encontrar tu ubicación exacta.

Por ejemplo, las redes sociales dejan un rastro de información personal. Un delincuente puede usar estas migajas digitales, junto con tu dirección IP, para descubrir tu ubicación geográfica exacta.

4. Restringir el acceso a sitios web y servicios de streaming

Cada vez que visitas un sitio web, tu dirección IP y, por consiguiente, tu ubicación geográfica serán visibles para tu servidor web. Esto permite que los sitios web te restrinjan el acceso a algunos contenidos según tu dirección IP y tu ubicación física. Este proceso se conoce como bloqueo geográfico.

Debido a las leyes de derechos de autor y a las regalías, los servicios de streaming como Netflix utilizan este método para regular el acceso a los contenidos en función de tu ubicación. Esto significa que alguien que vive en Estados Unidos tiene acceso a una biblioteca de contenidos diferente a la de alguien que reside en Reino Unido.

Comparativa entre Netflix Estados Unidos y Reino Unido

Los usuarios de Reino Unido y Estados Unidos tienen acceso a bibliotecas diferentes en Netflix.

Si vas a viajar al extranjero durante un período de tiempo prolongado, el contenido disponible cambiará al acceder al servicio desde un lugar diferente. Puedes usar una VPN para acceder a contenido con bloqueos geográficos en Netflix.

5. Buscar puertos abiertos

Los puertos abiertos son una parte importante de la comunicación en Internet. Permiten la comunicación entrante desde el Internet público y, con un cortafuegos muy restrictivo, la comunicación saliente desde una red privada al Internet público.

En la mayoría de los routers, los puertos de salida están abiertos por defecto. Por ejemplo, el puerto TCP/UDP 53 está abierto para permitir búsquedas de DNS, y los puertos TCP 80 y 443 están abiertos para permitir la comunicación con sitios web externos.

Sin embargo, los criminales pueden aprovecharse de los puertos de entrada abiertos para intentar enviar malware a tu dispositivo. Esto podría traducirse en un acceso no autorizado a tu información personal.

Captura de pantalla de Nmap

Nmap es un programa que se utiliza para escanear puertos abiertos.

Si alguien tiene acceso a tu dirección IP, puede buscar puertos abiertos con un programa como Nmap. Esto pone al descubierto los puertos que abiertos y permite que puedan aprovecharse de esta circunstancia.

6. Ataques «vishing»

Un ataque «vishing» es una forma de ataques de ingeniería social que usan los criminales para engañar a una víctima y hacer que revele información personalmente identificable por teléfono.

Si alguien conoce tu dirección IP, puede identificar a tu ISP para intentar hacerse pasar por ti y llamar a tu proveedor. Los operadores de telecomunicaciones tienen acceso a tu información personal y pueden revelar datos personales sensibles sobre ti.

Hoy en día, este tipo de ataques son mucho menos frecuentes que en los primeros tiempos de Internet. A un hacker le haría falta tu nombre completo para lograr su objetivo, y la mayoría de los operadores de telecomunicaciones no facilitan información personal sin llevar antes a cabo controles de seguridad.

7. Anuncios personalizados y «targeting» de IP

Los empresas de publicidad en línea pueden definir y dirigirse a un público concreto según su ubicación y dirección IP.

El «targeting» de IP es una forma muy eficaz de que los anunciantes se dirijan a determinadas personas o grupos demográficos sin malgastar su presupuesto de marketing. Algunas empresas crean incluso contenidos personalizados para dirigirse a hogares, oficinas o centros de estudios concretos.

8. Ataques DDoS y DoS

Las plataformas de juegos en línea son un objetivo frecuente de los ciberataques. Cuando juegas a un videojuego en línea, tu dirección IP es visible para el servidor del juego y, a veces, para otros jugadores, en función de a qué estés jugando.

Los ataques DoS (denegación de servicios) o DDoS (denegación de servicios distribuidos) se encuentran entre los ciberataques basados en IP más frecuentes, en especial a usuarios de Xbox y PlayStation.

Estos ataques funcionan enviando grandes volúmenes de tráfico a tu dirección IP en un intento de saturar tu red o servidor web.

Un ataque DoS se lleva a cabo con un único sistema, mientras que un ataque DDoS se lleva a cabo con múltiples fuentes, por lo que un ataque DDoS suele ser más rápido y grave.

La ayuda de Xbox aconseja usar una VPN para evitar ataques DoS y DDoS.

La página de ayuda de Xbox recomienda usar una VPN para protegerte de los ataques DoS.

Los ataques DoS y DDoS provocan retrasos o hacen que tu servidor se caiga por completo. Como resultado, te echarán de la partida y perderás el progreso alcanzado. Aunque esto no supone un daño permanente para tu dispositivo, puede resultar molesto.

Los usuarios corren un mayor riesgo de sufrir estos ataques cuando juegan a juegos compatibles con servidores de terceros privados, como Minecraft, puesto que tu dirección IP resulta visible para el anfitrión del servidor y, posiblemente, para otros jugadores.

CONSEJO PROFESIONAL: Los ataques DDoS son especialmente frecuentes entre los usuarios de videojuegos. Si quieres proteger tu dirección IP en Xbox o PlayStation, te aconsejamos usar una VPN con mejor puntuación para jugar.

9. Ataques «doxing»

El «doxing» es un técnica de ingeniería social que se usa para descubrir información personal y revelarla sin tu consentimiento. Esta información puede incluir tu nombre, dirección, lugar de trabajo o centro formativo o incluso fotos personales.

Al igual que los ataques DDoS, el «doxing» es especialmente frecuente en las comunidades de jugadores y en plataformas de streaming como Twitch.

En los juegos multijugador pueden usar tu dirección IP y tu nombre de usuario para descubrir tu ubicación y tus cuentas de redes sociales. Posteriormente, pueden reunir dicha información y publicarla en Internet.

Los ciberactivistas también recurren a esta técnica para sacar a la luz a usuarios anónimos que se han comportado de forma indebida en Internet.

10. Ataques «swatting»

El «swatting» consiste en mandar a los servicios de emergencia a la dirección de una víctima por medio de engaños. Se simula que hay una situación de alto riesgo, como una amenaza de bomba, un asesinato o un secuestro.

Las víctimas del «swatting» suelen ser jugadores y streamers de Twitch que no han logrado ocultar sus direcciones IP. En este caso, se utilizan técnicas de ingeniería social y «doxing» para localizar la ubicación de la víctima.

Aunque el «swatting» suele empezar como una broma de mal gusto, es una actividad ilegal que hace perder el tiempo a la policía y, en casos extremos, puede resultar fatal.

11. Prohibiciones de dirección IP

Una prohibición de IP es una acción del servidor que bloquea solicitudes de direcciones IP específicas. Los sitios web y servidores de juegos suelen emitir estas prohibiciones para impedir el acceso a los usuarios que incumplen las condiciones de servicio.

Si prohíben tu IP, no podrás visitar el sitio web ni conectarte al juego porque el proveedor habrá incluido tu IP en una lista negra.

IP Fortnite prohibida

La prohibición de IP podría ocurrir si explotas las reglas del juego.

Cualquier red puede bloquear una dirección IP. Por ejemplo, las prohibiciones de IP se suelen usar para hacer cumplir la censura estatal, puesto que permiten que los gobiernos impidan a los ciudadanos acceder a determinados sitios web.

¿Cómo pueden encontrar tu dirección IP?

Tu dirección IP es como tu pasaporte en Internet. Se usa en cada interacción que tienes con otro usuario, servidor o sitio web en línea.

Esto significa que, cuando usas Internet, dejas huellas digitales por todas partes. De hecho, revelas tu dirección IP cada vez que visitas un sitio web.

Por tanto, no resulta difícil descubrir tu dirección IP si no cambias tus hábitos de navegación.

A continuación encontrarás una lista con las formas más sencillas con las que alguien puede encontrar tu dirección IP:

Cuando visitas un sitio web

Cuando navegas por Internet, tu conexión se enruta directamente desde tu dispositivo al servidor del sitio web que estás visitando. Eso significa que, cada vez que visitas un sitio web, el servidor web podrá ver tu dirección IP.

El servidor web tiene que conocer tu dirección IP para enviar información de vuelta a tu dispositivo. En muchos casos, también guardará la dirección IP para registrar tu visita. Esto incluye sitios web de redes sociales, como Facebook, Instagram y Snapchat.

Cuando envías un correo electrónico

Cada correo electrónico que envías tiene un encabezado de mensaje. En él se incorpora información sobre el correo que has enviado, incluidos el remitente, el destinatario y la fecha de envío.

En función de tu proveedor de correo electrónico, el encabezado del mensaje también puede incluir tu dirección IP pública. Sin embargo, en la mayoría de los casos, solo incluirá la dirección IP del servidor de correo electrónico.

{%ALT_TEXT%}

Un ejemplo de un encabezado de mensaje en una cuenta de Gmail.

Nuestras pruebas revelan que Gmail, Outlook y Yahoo no filtran tu dirección IP. Te recomendamos usar estos proveedores para asegurarte de que tu dirección IP quede protegida.

Cuando tienen acceso a tu dispositivo

Es posible que alguien encuentre tu dirección IP si tiene acceso a tu dispositivo o red doméstica utilizando un comprobador de IP. Estas herramientas revelan información, como tu dirección IP y tu ubicación aproximada.

Si alguien se hace con tu dispositivo personal, puede averiguar la dirección IP con los pasos siguientes:

  1. Iniciar sesión en tu dispositivo
  2. Buscar en Google «¿Cuál es mi dirección IP?»
  3. Localizar un comprobador de IP
  4. Esto les mostrará tu dirección IP
Herramienta de comprobación de IP

Las herramientas de comprobación de IP revelan tu dirección IP.

Si dos dispositivos están conectados a Internet a través del mismo router, ambos compartirán la misma dirección IP, pero su dirección IP privada seguirá siendo distinta.

De manera similar, si alguien se conecta a tu red doméstica, puede usar su propio dispositivo para revelar tu dirección IP, porque ambos dispositivos compartirán la misma conexión a Internet.

IP grabbing

El «IP grabbing» es una técnica que se usa para revelar la dirección IP de una persona sin su consentimiento. Aunque el «IP grabbing» es legal, se usa para llevar a cabo actividades ilegales, como ataques DoS o «vishing».

Para el IP «grabbing» normalmente se usa un servicio de terceros, como Grabify. Dichos programas se conocen como IP «grabbers».

Registor de IP Grabify

Grabify se utiliza para exponer tu dirección IP son consentimiento.

Los IP «grabbers» son enlaces a sitios web que registran tu dirección IP. Si haces clic en el enlace, tu IP y la información asociada serán visibles para la persona que ha creado dicho enlace. Normalmente envían estos enlaces en redes sociales o en chats de videojuegos.

Juegos en línea

Cada vez que juegas a un videojuego, el servidor del juego puede ver tu dirección IP. Sin una IP, el servidor no sabría dónde enviar la información necesaria para jugar.

Dirección IP de Xbox One

Puedes encontrar tu dirección IP en el menú de configuración avanzada de Xbox One.

Las transacciones entre los jugadores se registran para proteger a los usuarios de los hackers y el abuso en línea. Esto significa que si un jugador incumple las condiciones del servicio lo pueden identificar a través de su dirección IP y bloquear dicha IP.

Además, los juegos peer-to-peer (P2P) funcionan estableciendo una conexión directa entre los jugadores. Esto significa que tu dirección IP se compartirá con otros jugadores para permitir la comunicación dentro del juego.

Cómo evitar que tu dirección IP quede expuesta

Las direcciones IP son una parte fundamental de la comunicación de Internet. Permiten que los dispositivos envíen y reciban información a través de Internet. Sin embargo, existen algunos riesgos asociados a que haya individuos y negocios que conozcan tu dirección IP.

Por tanto, es importante ocultar tu dirección IP para mejorar tu seguridad en línea, proteger tu privacidad y tener más libertad en Internet.

A continuación encontrarás una lista con maneras eficaces de ocultar tu dirección IP y proteger tu información:

1. Utiliza un servicio de VPN

La mejor forma de ocultar tu dirección IP es usar un servicio de VPN de confianza, que protege tu privacidad y libertad en Internet cifrando todo el tráfico de tu dispositivo y ocultándole tu dirección IP pública a terceros.

Cuando navegas por la web, tu tráfico se enruta a través de un servidor VPN remoto antes de enviarse al servidor web del sitio que visitas.

Cuando la información se envía de vuelta a tu dispositivo, se enruta otra vez a través del servidor VPN. Esto significa que la dirección IP del servidor VPN (y no tu dirección IP) es visible para el servidor web.

{%ALT_TEXT%}

El servidor del sitio web solo ve la dirección IP del servidor VPN.

Te recomendamos usar ExpressVPN. Es un servicio de VPN prémium que combina una política de prácticamente cero registros con velocidades rápidas y una gran usabilidad. ExpressVPN ofrece funciones de seguridad avanzadas, como un Kill Switch que garantiza que tu dirección IP no se filtrará.

CONSEJO PROFESIONAL: Para proteger tu dirección IP de sitios web, aplicaciones y proveedores de servicios web, usa nuestra herramienta de fugas de IP. Comprobamos que tu VPN esté funcionando correctamente. Esto evitará que tu verdadera dirección IP quede al descubierto.

2. Utiliza un proxy web anónimo

Un proxy web es un servidor que actúa como intermediario entre tu dispositivo e Internet. Al igual que el software VPN, cuando utilizas un proxy anónimo para navegar por la web, tu tráfico se enruta a través del servidor proxy antes de que tu solicitud se envíe a Internet. Normalmente, la mayoría de las extensiones de navegador VPN son proxies web anónimos.

Una vez que tu solicitud llega a la página web deseada, tu tráfico se reenvía a través del mismo servidor proxy antes de que tu dispositivo reciba la información.

El servidor del sitio web verá únicamente la dirección IP del servidor proxy, lo que te permitirá navegar por Internet sin revelar tu dirección IP.

Sin embargo, si utilizas un proxy web normal, todas las solicitudes del servidor proxy al servidor web incorporarán un encabezado x-forwarded-for, que incluirá tu dirección IP original, y es posible que la solicitud de URL esté escrita en los registros de acceso del servidor proxy.

Servicio proxy web de HMA


Servicio proxy web de HMA.

Merece la pena mencionar que, al contrario que una VPN, un proxy solo protege el navegador que está en uso y no encripta originalmente tu tráfico. Esto hace que este método no sea adecuado si manejas datos sensibles o te preocupa mucho tu privacidad.

3. Activa el cortafuegos

Un cortafuegos es una función de seguridad de la red que supervisa el tráfico que fluye hacia o desde tu red según un conjunto de reglas de seguridad predefinidas. Protege tu dispositivo al bloquear el tráfico no identificado. Además, los cortafuegos avanzados buscan códigos maliciosos para añadir una capa adicional de seguridad.

Si alguien se hace con tu dirección IP, un cortafuegos intentará evitar el acceso no autorizado a tu dispositivo y protegerte contra el malware. Puede funcionar tanto en tu dispositivo personal como en tu router.

Ajustes del cortafuegos de Windows

La protección de la red se puede encontrar en el menú de ajustes.

La mayoría de ordenadores modernos vienen con un cortafuegos incorporado. Para asegurarte de que tienes habilitado el cortafuegos, ve a los ajustes de seguridad del dispositivo y activa el cortafuegos.

No olvides actualizar el cortafuegos con frecuencia para que tu dispositivo esté siempre protegido frente a los hackers.

4. Cambia a datos móviles

Al usar un dispositivo móvil, el Wi-Fi y los datos móviles tienen direcciones IP diferentes. Como resultado, la dirección IP pública de tu teléfono cambiará cada vez que establezcas una conexión a través de una nueva red.

Si apagas tu Wi-Fi y cambias a datos móviles, tu operador de telefonía móvil asignará a tu teléfono una nueva dirección IP cada vez que inicies una sesión de datos nueva.

Tu tráfico se enrutará a través de la red móvil de tu dispositivo en lugar de a través de una conexión Wi-Fi, lo que significa que el servidor web ve una dirección IP diferente.

Ajustes de datos móviles

Puedes cambiar tus datos móviles en el menú de ajustes de tu teléfono.

Sin embargo, se trata de una solución a corto plazo, ya que los datos mensuales de tu móvil se agotarán rápidamente si no son ilimitados. Echa un vistazo a tu límite de datos mensual para asegurarte de que no te cobren más por usar datos adicionales.

5. Navega de otra forma

Para evitar que tu dirección IP quede expuesta a terceros, es importante que navegues por la red con cuidado.

Nunca hagas clic en enlaces que no sean de confianza, en especial en redes sociales o servicios de mensajería de videojuegos. Los criminales pueden enviarte enlaces de «IP grabbing» que dejarán al descubierto tu dirección IP si haces clic en ellos, por lo que tu dispositivo quedará expuesto a los riesgos mencionados anteriormente.

Aceptar las cookies cuando visitas un sitio web también supone un riesgo para tu privacidad, ya que rastrean tu actividad en línea. Cuando un sitio web te lo pida, debes rechazar las cookies o adaptar los permisos a tus necesidades para evitar el acceso de terceros a tus datos.

Cómo gestionar las cookies de Google

Google explica cómo gestionar las cookies en tu navegador.

Por último, solo deberías acceder a sitios web HTTPS. Proporcionan una capa de cifrado que los sitios HTTP no ofrecen. Esto protege tu privacidad y evita que tu ISP venda tu información, ya que no podrán ver las URL seguras que visites.

Sobre el Autor


  • Simon Migliano

    Simon Migliano es un experto en VPN reconocido a nivel mundial. Ha probado cientos de VPN y sus investigaciones han sido publicadas en la BBC, The New York Times y un largo etcétera. Leer biografía completa